Cerraduras Electromagnéticas

Las cerraduras electromagnéticas son uno de los dispositivos de seguridad más recientes. Poseyendo consigo una de las tecnologías más nuevas y que proporcionan una gran seguridad. Las cerraduras electromagnéticas pues, están diseñadas para proporcionar a sus usuarios la máxima seguridad posible.

Contribuyendo en gran parte a las compañías hoteleras por su fácil uso y seguridad garantizada. Sin embargo, son cada vez más los dispositivos que utilizan este tipo de tecnología. Incluso, más allá de las cerraduras, también este tipo de tecnología es usado en tarjetas de pago.

No obstante, en el presente se tratará específicamente, cómo funciona este mecanismo en cerraduras. Cuál es su función, el cómo funcionan, de qué están hechas, todo esto será respondido a continuación.

¿Qué es una cerradura electromagnética?

Es un tipo de cerradura particular que se usa especialmente en compañías hoteleras gracias a su individualidad. Poseen un código grabado en una banda magnética dentro de una tarjeta, que posteriormente se desliza por la cerradura. La cerradura posee un lector, que se encarga de leer los códigos que se encuentran en la banda magnética.

Por ende, una vez que deslizas dicha tarjeta por la cerradura, y esta reconoce el código activo de la cerradura, esta abre. De esa manera, funciona todas y cada una de las cerraduras electromagnéticas. Y es por ello, que al poseer un código único, las compañías hoteles las utilizan.

Ya que esto proporciona una única forma de abrir cierta puerta de una habitación. Lo cual, resulta conveniente para el usuario que reserva una habitación. Ya que no tiene que preocuparse de que otra persona pueda entrar sin permiso. Así también, se evita cualquier riesgo de clonación de llaves.

Ventajas de una cerradura electromagnética

Las cerraduras electromagnéticas, poseen uno de las mejores seguridades gracias a su código único. Estos códigos que se guardan en una tarjeta de lectura, solo reaccionan ante un tipo específico de cerradura electrónica. Por ende, no cualquier persona puede abrir varias puertas con el uso de una tarjeta.

Personalización de acceso

A menos claro, que varias cerraduras electrónicas estén autorizadas para aceptar varias tarjetas con el mismo código. Sin embargo, esto solamente ocurre cuando se trabajan con empresas muy grandes y de alto personal. De lo contrario, suelen ser dispositivos únicos, y muy seguros.

Es por ello que muchas personas alrededor del mundo, empresas, compañías, o incluso personas en sus hogares utilizan. Gracias a la facilidad también que implica el poder usarlo, con tan solo un desliz. Esto, reduce considerablemente la cantidad de tiempo que se debe invertir para abrir las puertas.

No más llaves

Cosa que, cambia radicalmente con respecto a las llaves y cerraduras tradicionales. Que en algunos casos, al tener un manojo de llaves muy grande, se tarda más buscando la llave correcta. Otro caso que puede suceder, es que se corre el riesgo de que, por extravío, una persona pueda copiar la llave.

Esto, sin duda, es un gran riesgo de seguridad y la integridad de la persona y sus bienes. Ya que una persona pueda abusar de este hecho para colarse sin permiso en lugares privados. Otro riesgo que evitan las tarjetas magnéticas es precisamente que no se pueden clonar fácilmente.

Por ende, al poseer un código único en la banda magnética, solamente existirá una forma de abrir la puerta. Y es por medio de la tarjeta magnética que está asociada a la cerradura en cuestión.

Fácil de usar

Otra ventaja es que gracias a su facilidad de uso, cualquier persona, adulto o niño, puede hacer uso. Sin embargo, es necesario estar previamente autorizado si se planea usar por un menor de edad. Sin embargo, este aspecto depende totalmente del dueño de la cerradura.

Desventajas de una cerradura electromagnética

Si bien es cierto que este tipo de cerraduras son muy seguras gracias a su código único, no siempre es lo mejor. Ya que existen lugares y situaciones en las cuales no es necesario requerir de una cerradura electromagnética. Ya sea por la dificultad de duplicar dicha tarjeta de acceso en caso de tratarse de una familia numerosa.

Uso único

El hecho de poseer una sola tarjeta de acceso, implica que una sola persona podrá hacer uso de ella. Por lo tanto, si se trata de un hogar, y vive más de una persona, puede acarrear riesgos. Ya que unos podrán necesitar entrar en la habitación, y no podrán hacerlo a menos de tener la llave de acceso.

Requerimiento del usuario

Y es que, otro aspecto a tomar en cuenta es que este tipo de cerradura es necesario estar presente. Es decir, como cualquier otra cerradura tradicional, es necesario disponer de la llave al momento de abrir la cerradura. Sin esto, la cerradura electromagnética no responderá, y por ende no abrirá.

Cosa que sí podría hacer una cerradura de tipo inteligente, que se puede controlar incluso a la distancia. Sin embargo, al momento de disponer una cerradura electromagnética, será necesario saber cuántas llaves de acceso requerirán el usuario. A fin de poder saber quiénes estarán autorizados de poder ingresar.

Posibles fallos

Otro aspecto negativo a tomar en cuenta, es que las tarjetas magnéticas pueden averiarse. Ya sea que sufra un daño la cerradura en su lector, o bien la banda magnética de la tarjeta. Esto, en pocas palabras, lo que ocasionaría es que si alguno de los dos dispositivos falla, falla el acceso. Ya que la lectura de cualquiera de ambos, no se estaría dando correctamente.

Por esta razón, es necesario de cuidar muy bien tanto la tarjeta de acceso como la cerradura electrónica. De esta manera, se evitará cualquier tipo de inconveniente a la hora de poder ingresar.

En caso de pérdida

Otro posible problema es el extravío de la tarjeta de acceso. Ya que si se puede este artículo será imposible poder ingresar a la habitación requerida. Y para ello, será necesario solicitar otra tarjeta magnética en la compañía a la cual esté asociada.

Más allá de ello, solo es necesario prestar mucha atención y tener cuidado de proteger nuestros artículos. A fin de evitar cualquier tipo de error, y poder resguardar lo mejor posible nuestros bienes, además de nuestra propia seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *