¿Cómo Configurar tu Cerradura Electrónica?

Antes de disponer de una cerradura electrónica, sería necesario poder conocer todo al respecto de ella. El qué es, cómo funciona, cuáles son sus características y sus ventajas y desventajas. Todo ello es necesario para que la persona pueda evitar cualquier tipo de inconveniente a la hora de tener su cerradura.

Pues bien, uno de los aspectos más importante de una cerradura electrónica es su configuración. Este es un aspecto importante ya que es donde se almacena toda la información en la base de datos. Por ende, es lo que permitirá al dispositivo saber quién tiene acceso y quién no.

¿Todas las cerraduras electrónicas se configurar igual?

Como bien se sabe, no existe solo un tipo de cerradura electrónica en el mercado. De hecho, existen muchas, donde se pueden resaltar las magnéticas, las biométricas o dactilares, entre otras. Cada una de ellas, si bien es cierto que poseen el mismo principio, proteger, no lo hacen de igual manera.

Cada cerradura electrónica al tener su propio método de protección, cambia su propia configuración. Por lo que su base de datos también guardaría otro tipo de información según sea el caso. Por ejemplo, cuando se trata de una cerradura electrónica de tipo biométrica, se necesitarás huellas dactilares.

Esta información será la que el dispositivo en cuestión, almacenará para que posteriormente se pueda acceder. Una vez la huella haya sido configurada, esta se almacena en dicha base de datos, y así se crea una autorización. Este proceso normalmente se puede llevar a cabo de dos formas:

Compañía distribuidora

Una de las formas es que dicha configuración la proporcione directamente la compañía que distribuye la cerradura. Es decir, si se trata de una compañía privada que vender y comercializa cerraduras electrónicas, ellos mismos configuran sus artículos. En principio, debería de ser allí, a fin de poseer al momento de comprar un perfil ya creado.

Es necesario que la persona o usuario que quiera disponer de una cerradura electrónica, ofrezca todos los datos que requiera. Es decir, que sea él mismo quien ofrezca quiénes son las personas que tendrán autorización de acceso. Ya sea que se trate de un familia, un amigo o conocido cercano, es necesario brindar toda la información posible.

De esta manera, ya desde un principio, todas las personas a las que se les autorizó el acceso, podrán ingresar. Claro está, que este servicio o configuración no es único o modificable. Una vez que se disponga de este tipo de cerraduras es posible modificarlo con el tiempo.

Dispositivo de configuración

Otra opción posible de configuración, es que la cerradura tenga incluido en sí, un dispositivo de configuración. A fin de que cuando se hace la compra del artículo, ya el usuario pueda modificar por su cuenta. Esta es una forma mucho más práctica, ya que la persona puede crear perfiles a su gusto con mayor comodidad.

Sin la necesidad de estar visitando o contactando directamente con una compañía distribuidora. Sin embargo, es necesario tomar en cuenta que este método puede ser un poco inseguro. Ya que, dependiendo de cómo funcione el dispositivo de configuración, una persona no autorizada puede crear perfiles.

Por esta razón, se recomienda tener en todo momento, estos dispositivos en el mejor resguardo posible. Así el usuario se asegura de que nadie que no tenga autorización cree perfiles sin permiso. Evitando así que personas que no estén autorizadas puedan ingresar a lugares que no deban.

Sin embargo, puede ocurrir que algunos dispositivos reacciones ante configuración de voz. Es decir, que se activen a través de la voz del usuario al cual pertenecer el dispositivo y cerradura. Otros, también pueden trabajar por medio de contraseñas, para que el mismo pueda ser usado.

Sin embargo, independientemente del caso, de igual manera se recomienda resguardarlo en un lugar seguro.

¿Cómo configurarlo?

La configuración no debería de presentar un mayor problema, suele ser un procedimiento básico y sencillo. Ya que los datos necesarios para poder configurar, se disponen principalmente, de datos personales. ¿De quién? Pues de la persona quien será dueña y que tendrá el control de la cerradura.

Datos como el nombre, número de identificación personal, números telefónicos personales, etc. Todos estos datos se almacenarán en una base de datos que, serán los solicitados a la hora de configurar algo. O bien, también serán los datos solicitados en caso de alertar el dispositivo de seguridad.

Una vez que se haya creado el perfil principal, ya se podrá hacer uso de la cerradura electrónica. A través de un dispositivo que dependiendo de si es un producto individual, o distribuido por una compañía, este se configura. Y es donde el perfil principal, podrá crear otros perfiles que, posteriormente, se añaden como autorizados.

O bien, si se trata de una sola persona, pues se dejaría con un solo perfil principal. Sin embargo, esto se podrá modificar en cualquier otro momento, cuando se requiera.

Si se desea modificar añadiendo o eliminando un perfil, solo es necesario acceder al dispositivo de configuración de la cerradura. El cual pedirá los datos personales del perfil principal, y posiblemente una contraseña. Que puede ser una contraseña manual o como bien se mencionó antes, por voz.

Una vez esta información ya haya sido proporcionada, se accederá al dispositivo de configuración. En la cual, la persona tendrá opciones de agregar o eliminar perfiles. Allí, la persona según sea el caso, deberá seguir las instrucciones para realizar su procedimiento deseado.

Se trate de eliminar, o agregar un contacto, solo dispondrá nuevamente de los datos personales. Una vez se hayan proporcionado todos los datos necesario, se guarda la información. Y una vez guardado, ya el dispositivo almacenará la información en su base de datos.

De esta forma, una persona tendrá acceso o no, a la cerradura, según haya sido el caso. Y es por esta razón, que muchas personas gustan de este tipo de cerraduras. Ya que son bastante prácticas, además de sencillas de manipular.

Configurando cada que se requiera, sin la necesidad de estar sacando copia de llaves que puedan molestar. Además de poder eliminar accesos cuando sea necesario, en caso de que una persona ya no sea bienvenida directamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *